Endavant! 1945 | Hemeroteca

Calvo: "No hay que consentir que se den por buenas las mentiras independentistas"

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido la decisión del ministro Josep Borrell de poner fin a una entrevista, porque no se puede consentir que se den "por buenas" las "mentiras constantes con las que el independentismo se pasea por el mundo".

Calvo ha incidido en TVE en que el Gobierno no puede "dar por buenos hechos o supuestas verdades que no lo son", como que en España existan presos políticos o que alguien está en una celda de aislamiento por unas determinadas ideas.

"Eso no es verdad y, como no es verdad, hay que dejarlo claro contundemente", ha recalcado la vicepresidenta, incluso, poniendo fin a una entrevista en una televisión alemana como ha hecho Borrell cuando le preguntaban sobre la crisis de Cataluña y la Constitución.

Calvo ha resaltado que el titular de Exteriores se puede permitir "perfectamente" este tipo de reacción, porque "conoce muy bien lo que ocurre en Cataluña y lo sufre también como catalán".

"A mí me parece que en ese momento un miembro del Gobierno de España tiene que decir hasta aquí, lo tiene que aclarar, lo tiene que advertir, pero tiene que decir hasta aquí", ha subrayado.

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, por su parte, también ha justificado la acción del Borrell y ha considerado que no se podía "consentir" que en esa entrevista se estuviera poniendo en duda el sistema constitucional y democrático español y la separación de poderes.

Batet, que ha asistido en el Senado al Foro de las Autonomías, ha señalado asimismo el "trabajo ingente" de Borrell en estos últimos nueve meses para recuperar la imagen de España en el exterior y volver a situar al país en el papel protagonista que merece, algo que, según ha subrayado, no había hecho el anterior Gobierno del PP.

Otra de las polémicas del día ha llegado a raíz de unas palabras del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien este miércoles ha dicho que si el 65 por ciento de los catalanes estuvieran a favor de la independencia, la democracia debería buscar una solución.

"Iceta es un socialista antiindependentismo, pero nuestro país no tiene estructura jurídica para que nadie con ningún referéndum en su territorio rompa la unidad de Estado de España. No hay tema", ha zanjado Calvo.

Calvo ha negado además que el PSOE haya abandonado la idea de la pluralidad en su programa electoral, que "es mucho más extenso" de las 110 medidas anunciadas este miércoles y que será presentado en "unos días".

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px