Endavant! 1945 | Hemeroteca

"¡A por ellos!"

  • Per Pere Navarro
  • Publicat a Opinió

Escribo este artículo cuando ya han pasado unos cuantos días de las elecciones generales del 10-N y se han hecho todas las valoraciones, estudios de resultados, trasvases de votos y las tertulias, con sus correspondientes tertulianos, han consumido miles de horas sobre lo sucedido, lo que podía haber sido y no fue y lo que nadie esperaba que sucediera y sí que fue.

Ahora, como diría un antiguo dirigente “procesista” ya hemos pasado pantalla y estamos en la sopa de letras que hoy acompaña a la política de pactos después de las elecciones para intentar conseguir una mayoría sólida que permita a este país tener un gobierno estable, que pueda desarrollar unas políticas que afronten los retos del presente y del futuro y que aporte soluciones que ya son necesarias y urgentes.

Pero, permítanme volver a la pantalla de la noche electoral. Esa noche constatamos tres fenómenos muy claros. En primer lugar, la tercera victoria consecutiva del PSOE en lo que va de año. En segundo lugar, el envalentonamiento de los herederos del franquismo por su sensible mejora de resultados. Y en tercer lugar, el descalabro total y absoluto de Ciudadanos. Un partido que Rivera levantó y al que, con el mismo empeño, Rivera ha hundido.

Sin embargo, lo que más me preocupó esa noche fue ver a los seguidores de Vox saltar y gritar el famoso “¡a por ellos!”. No era un cántico alegre que nació para apoyar los éxitos de la selección española de fútbol. Era un grito de guerra. Era un “a por ellos” que se disparaba como un arma vociferante contra todos los demás españoles que no pensamos como ellos.

Los herederos del franquismo, agazapados hasta ahora en otros partidos como el PP, ya han dado la cara, han salido del armario y van a dar la batalla para volver a convertirnos en la España casposa, triste y gris de los años de la dictadura. Franco, para ellos, vuelve a ser aquel héroe que nos salvó de las garras de los rojos aunque eso costara miles y miles de vidas en una guerra y una posguerra fratricidas. Franco es recordado como aquel estadista que, a pesar de tener sus cosillas, en el fondo hizo mucho bien para España y los españoles. Incluso han aparecido chistes que blanquean al personaje y lo hacen aparecer incluso simpático.

Y la derecha tiene mucho que ver con esta permisividad con respecto al franquismo y los franquistas. Gobiernan juntos en Comunidades y Ayuntamientos. La violencia de género para ellos no existe. El cambio climático no saben qué es ni les importa.

Puesto que la derecha ha hecho dejación de su responsabilidad de poner coto al fascismo, desde la izquierda tenemos que trabajar con todas nuestras fuerzas para que, sobre la base del acuerdo firmado con Unidas Podemos, construir una mayoría parlamentaria que nos permita tener un gobierno sólido y una legislatura estable. Y que nos permita también luchar desde las ideas y la democracia contra ese cáncer que ha nacido en nuestra patria.

Se me hace muy difícil pensar que fuerzas políticas como Esquerra Republicana o Junts per Catalunya, que nos recuerdan cada día que son la quintaesencia de las libertades y la democracia, vayan a votar con Vox en contra de la investidura de Pedro Sánchez. Del PP y de Ciudadanos ya espero muy poco, pero “¡cosas veredes!

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px