Endavant! 1945 | Hemeroteca

Riccardo Ehrman: "Corrí y dicté solo una frase: 'ha caído el Muro de Berlín'"

MADRID, 08/11/2019.- El periodista italiano Riccardo Ehrman, que trabajaba para la agencia Ansa durante la caída del Muro de Berlín, narra en una entrevista concedida a Efe cómo se produjo la noticia que cambió la historia de Alemania, de Europa y de todo el mundo, "es increíble que los compañeros no se lo quisieran creer y que solo dos personas fuésemos corriendo a telefonear. Llamé a Roma y dicté la frase: 'Ha caído el muro de Berlín'". EFE/J.J. Guillén MADRID, 08/11/2019.- El periodista italiano Riccardo Ehrman, que trabajaba para la agencia Ansa durante la caída del Muro de Berlín, narra en una entrevista concedida a Efe cómo se produjo la noticia que cambió la historia de Alemania, de Europa y de todo el mundo, "es increíble que los compañeros no se lo quisieran creer y que solo dos personas fuésemos corriendo a telefonear. Llamé a Roma y dicté la frase: 'Ha caído el muro de Berlín'". EFE/J.J. Guillén

"Es increíble que los compañeros no se lo quisieran creer y que solo dos personas fuésemos corriendo a telefonear. Llamé a Roma y dicté la frase: 'Ha caído el muro de Berlín'". En una entrevista con Efe, el periodista italiano Riccardo Ehrman, que trabajaba para la agencia Ansa, cuenta como se produjo la noticia que cambió la historia de Alemania, de Europa y de todo el mundo.

"Solo dos personas fuimos corriendo a telefonear. Uno era yo y el otro era un compañero alemán, el jefe de prensa de la delegación permanente de Alemania Occidental en Berlín Este", rememora Ehrman.

"¿Crees que puede ser verdad?, le pregunté. Y me respondió: sin duda. El llamó al canciller alemán, Helmuth Kohl, que en ese momento se encontraba en Varsovia. Kohl interrumpió la visita y volvió con su avión a Bonn, donde entonces estaba la capital. Yo llamé a Roma y dicté: 'Ha caído el muro de Berlín". Luego mas tarde expliqué que el portavoz del Politburó, Gunter Schabowski, había hecho un anuncio que equivalía a la caída del Muro de Berlín". 

"Durante años, a mí, a un periodista italiano, me han dado una etiqueta muy divertida, la de ser el hombre que hizo caer el Muro de Berlín. Nada de eso: el muro cayó porque, imagino, lo decidió Mijail Gorbachov y figuras mucho más altas que yo".

Riccardo Ehrman, periodista italiano afincado en España desde 1992, recuerda cómo se fue descomponiendo el régimen de Alemania Oriental, cómo se convocó una rueda de prensa de la que en principio no se esperaba nada y como Schabowski se "olvidó" de calibrar -insiste una y otra vez que no fue un error- la importancia de lo que estaba anunciando.

Ehrman recuerda que llegó tarde a la rueda de prensa y que "no tenía ni idea de lo que iba a pasar. No había sido advertido de nada, no había pactado ninguna pregunta ni nada. Hice la pregunta porque lo de los viajes era una situación importante en ese momento".

UNA RUEDA DE PRENSA ABURRIDA CON SORPRESA FINAL

"La rueda de prensa fue muy aburrida. Durante una hora Schabowski habló de los éxitos del régimen, de que todo iba bien. Luego dijo que tal vez se habían cometido algunos errores. Entonces, al final, cuando obtengo la palabra le pregunto si entre los errores estaba una nueva ley de viaje que, le digo, en realidad no cambiaba nada".

"Aparentemente él se quedó sorprendido. Volvió a decir que ellos no cometían errores, cuando pocos minutos antes había dicho que sí los cometieron. Pero advirtió que tenía algo que decir y comenzó a leer una hoja que sacó del bolsillo: era una decisión del Politburó de la RDA, la máxima instancia de gobierno, de la que era el portavoz. La nota decía que cualquier ciudadano de Alemania oriental podía viajar donde quisiera a través de cualquier frontera".

"Creo que no se había dado cuenta de lo que era aquello. El segundo párrafo de la nota que leía, de la que guardo una copia que me regaló con su firma en el 2002 cuando fui a su casa de Berlín, decía que "desde este momento" entraban en vigor las nuevas reglas de viajes en Alemania.

Pero cuando a Schabowski le preguntaron que cuándo entraban en vigor las nuevas reglas, se limitó a responder que en la nota no estaba escrito pero que "seguramente desde ahora mismo". "Esto significaba que no lo había leído con atención", dice Ehrman.

"El resto de periodistas no se lo podía creer. Yo estaba en Berlín desde hacía once años y conocía la nomenclatura. Había entrevistado a Erick Honnecker (máximo mandatario de la RDA entre 1976 y 1989) dos veces. Ningún periodista quiso creerse que fuera posible la apertura del muro. Pero yo conocía los detalles, las sombras del régimen y me di cuenta de que en esta ocasión estaban diciendo cosas verdaderas".

EL PASEO DE SCHABOWSKI POR EL MURO Y LA APERTURA

"También estaba escrito en la nota -recuerda Ehrman- que la policía de fronteras estaba informada de las nuevas reglas y que había que atenerse a ellas. Pero imagino que alguien muy alto en la nomenclatura, dándose cuenta de que el anuncio significaba el fin del país, intentó retrasar lo inevitable no informando a la policía de lo que iba a pasar y por eso las fronteras permanecieron cerradas durante algún tiempo".

Ehrman recuerda que Schabowski y él "fueron amigos después de la rueda de prensa". "Lo he visto muchas veces en Berlín. En un libro que escribió posteriormente sobre los últimos días de la RDA, cuenta que tras la rueda de prensa fue a ver qué pasaba en la frontera. Y vio que estaba cerrada con cada vez más gente en los alrededores. Entonces llamó al comandante de un puesto fronterizo. Este le preguntó que qué hacían con tanta gente y Schabowski les respondió que si querían pasar que pasaran". Era la noche del 9 al diez de noviembre. El muro de Berlín había caído.

"No quiero definirlo como un milagro, pero si es un hecho maravilloso que nadie hiciera un solo disparo. Un solo disparo podría haber provocado un desastre. Esto, por suerte, no pasó", recuerda.

"Schabowski y yo hemos hablado de todo, de su pasado de sus esperanzas. El tenía la esperanza de suceder a Honnecker, pero eligieron a Egon Krenz, el jefe de la juventud comunista. Creo que si hubiera sido elegido Schabowski la unificación no habría sido tan simple, porque quería continuar con la RDA".

"Pero tuvo mucha honestidad -recuerda Ehrman- porque aceptó su responsabilidad por las muertes que se produjeron en el muro, no votando, pero estando presente en las decisiones del Politburó de ordenar disparar a la gente. Fue a la cárcel tres años".Schabowski murió en 2015 por una enfermedad neurodegenerativa "y no excluyo que ya entonces los primeros síntomas de esta enfermedad le hicieron olvidar que en el bolsillo tenía una bomba", dice Ehrman.

UN ENAMORADO DE ALEMANIA

Riccardo Ehrman es un "enamorado de Alemania". Dice que "ha dejado el corazón en Berlín", aunque recuerda también que muchos colegas alemanes "no hablan bien de mí" y han escrito que "yo era un instrumento de los comunistas y que había pactado mi pregunta con ellos. Nada de eso".

Ehrman, que acaba de cumplir los 90 años, es un italiano nacido en Florencia, de padres polacos que llegaron a Italia en torno a 1920, con los primeros síntomas de antisemitismo en Polonia.

Él llegó a Berlín en 1976 y en 1982 le trasladaron a la India, donde durante tres años fue corresponsal para todo el sur asiático, comprendiendo Pakistán, Afganistán, Sri Lanka y Nepal. En 1985 volvió a Berlín "porque aparentemente no había colegas que hablaran alemán". En 1992 le trasladaron a Madrid como corresponsal jefe de España y Portugal..donde ha estado hasta que se ha jubilado. Su mujer es española.

Sigue en contacto con amigos alemanes y sigue la actualidad del país. Cree que el auge de la extrema derecha en Alemania "es solo una reacción de los alemanes del este que se sienten discriminados por la parte occidental. Imagino que pueda existir una sensación de discriminación. Los del oeste nunca han hecho misterio de sentirse superiores a los del este pero son situaciones que van a remediarse y se volverá a la normalidad".

MUROS EN EUROPA

En Europa hay en la actualidad seis veces más kilómetros de muro que cuando cayó el de Berlín. Erhman recuerda que simplemente "los muros no tendrían qué existir. Los muros no son solo algo que se debe evitar sino que son peligrosos. Y por eso habría que derruirlos todos, como sucedió con el muro de Berlín".

EL PERIODISMO ES LA MEJOR PROFESIÓN DEL MUNDO

Riccardo Ehrman sigue enamorado del periodismo: "es la mejor profesión del mundo y estoy muy orgulloso de pertenecer a ella. Todavía soy periodista, con 90 años. Es una profesión importantísima. Dijo Aristóteles que todos los hombres por naturaleza quieren saber. "Y nosotros los periodistas tenemos el instrumento para que los hombres sepan".

"Dicen que el periodismo es el cuarto poder. Es importante porque a la hora de interpretar una noticia se puede dar una chispa en una dirección o en la otra. Pero el periodismo honesto, como debe ser, es absolutamente imparcial".

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px