Endavant! 1945 | Hemeroteca

Comienza la última apelación de Kim Dotcom para evitar su extradición a EEUU

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Kim Dotcom. EFE/Archivo 	   El fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Kim Dotcom. EFE/Archivo

El Tribunal Supremo de Nueva Zelanda inició hoy las vistas de la última apelación a la que tienen derecho el empresario alemán Kim Dotcom, fundador de Megaupload, y tres exsocios para evitar sus extradiciones a Estados Unidos, donde son requeridos por presunta piratería informática.

"En 2005 creé un portal que permitía a los usuarios subir sus archivos a la nube (...) y compartirlos a través de un enlace por correo electrónico. Solo es eso. En 2019, el Tribunal Supremo de Nueva Zelanda decidirá si debo ser extraditado a Estados Unidos por ese 'crimen'", escribió Dotcom en su cuenta de Twitter.

Se prevé que las vistas se prolonguen a lo largo de la semana, aunque el anuncio de la decisión judicial podría llevar meses, apuntó el canal TVNZ. Las autoridades estadounidenses mantienen que Megaupload obtuvo ilícitamente unos ingresos de unos 175 millones de dólares (155 millones de euros) por el alojamiento de material ilegal entre sus 50 millones de usuarios.

Dotcom y sus socios Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk fueron detenidos en Nueva Zelanda en enero de 2012 en el marco de un operativo internacional orquestado por la Oficina Federal de Investigación (FBI) estadounidense que incluyó el cierre de Megaupload y la confiscación de sus bienes.

Los cuatro son requeridos por EEUU por 13 delitos, entre ellos los de crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico.

Un tribunal de justicia neozelandés concedió la extradición de Dotcom a EEUU en diciembre de 2015, el Tribunal Superior ratificó la sentencia en febrero de 2017 y el Tribunal de Apelación hizo lo mismo en julio de 2018.

De mantener la decisión, el ministro neozelandés de Justicia tendrá la última palabra sobre la extradición. En su día, el Tribunal Superior consideró que los cuatro acusados pueden ser juzgados en EEUU por fraude, porque este delito está contemplado en el tratado de extradición que tienen firmado ambos países, pero no por cargos de violación de la propiedad intelectual.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px