Endavant! 1945 | Hemeroteca

Guterres dice que el cambio climático es el asunto decisivo de nuestra época

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó hoy el cambio climático como "el asunto decisivo de nuestra época" y alertó ante el debilitamiento de la voluntad política para hacerle frente.

Guterres lo dijo en un discurso en el Parlamento de Fiyi, una de sus etapas de la gira que realiza por varios países del Pacífico, región que figura entre los lugares más amenazados por la subida del nivel del mar y fenómenos meteorológicos extremos provocados por el calentamiento global.

"El cambio climático es el asunto decisivo de nuestra época. El primer ministro (de Fiyi, Frank Bainimarama) me dice que esta es la batalla de nuestras vidas", dijo el secretario general según un comunicado de su oficina.

"Los próximos años son un período crucial para salvar el planeta y alcanzar un desarrollo humano sostenible e inclusivo", añadió Guterres que lamentó que los países pobres y vulnerables se vean "desproporcionadamente" afectados.

"El cambio climático va más deprisa que nosotros para hacerle frente y la voluntad política en muchas partes del mundo desafortunadamente se están ralentizando", concluyó.

En su intervención, Guterres también pidió una respuesta decidida ante el resurgimiento de los discursos de odio y ensalzó el "ejemplo de tolerancia" que ofrece Fiyi.

A la salida, el secretario general evitó responder si abordó con Bainimarama la situación de los derechos humanos en Fiyi al asegurar que esto es parte del proceso de revisión que hace el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, informó Radio New Zealand.

Amnistía Internacional denunció el año pasado que el gobierno de Fiyi, en manos de un exlíder golpista, no asume la responsabilidad por actos de tortura de detenidos bajo custodia militar, así como el aumento de las acusaciones de sedición, las detenciones de personas que participan en protestas pacíficas y las restricciones a la libertad de prensa, expresión y reunión.

La política de Fiyi, cuya economía depende en gran parte de las exportaciones de azúcar, el turismo y las remesas de los emigrantes, ha estado marcada desde la independencia de la metrópoli británica en 1970 por las rivalidades entre la mayoría de etnia fiyiana y la minoría de origen indio.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px