Endavant! 1945 | Hemeroteca

La 'Justicia Social' en el socialismo catalán

  • Per Eduardo Montagut
  • Publicat a Història

La Justicia Social constituye un periódico fundamental en la historia del socialismo catalán, publicado en castellano. En principio, fue el órgano oficial de la Agrupación Socialista de Reus. En su subtítulo se expresaba que era el “órgano del Partido Socialista en Reus y defensor de la clase obrera”. Su primer número apareció el 6 de noviembre de 1909.

Fue fundado y dirigido por José Recasens i Mercadé, que había participado activamente en la fundación de la Agrupación en el año 1906. Al parecer, la Agrupación, reorganizada en mayo de 1909, quiso sacar en octubre un periódico, pero la intensa represión ordenada por Antonio Maura a raíz de la Semana Trágica hizo que tuviera que retrasarse al mes siguiente. En el primer número del 6 de noviembre se explicaba el objetivo del nuevo periódico, que no era otro que el de trabajar por la conciencia de clase de los trabajadores. Había que cubrir el vacío que había dejado la suspensión de La Internacional, una publicación anterior. Se pretendía difundir los principios del “socialismo científico”. Sus autores estaban convencidos que los obreros de Reus eran todos socialistas, pero, al parecer, eran reacios a leer la prensa foránea, por lo que parecía necesario publicar un periódico en la localidad. Solía constar de cuatro páginas y valía cinco céntimos. Es importante también destacar, como explica Xavier Cuadrat, el interés de los socialistas catalanes en mostrar a los trabajadores que los problemas de la explotación tenían que ver con el sistema de producción y en la desigualdad social, y no en una determinada forma de gobierno o en cuestiones religiosas, en evidente alusión al empuje del republicanismo lerrouxista, marcadamente anticlerical desde posicionamientos harto populistas o demagógicos.

Las secciones de La Justicia Social eran las siguientes: “Menudencias”, que incluía comentarios o gacetillas, “Crónica madrileña”, “La semana burguesa”, “Notas locales”, “Libros y folletos”, “De la región”, “De nuestros corresponsales”, “Movimiento social”, aunque luego cambió el título por el de “Por el mundo socialista obrero: interior, exterior”, “Publicaciones”, y “Notas”.

La publicación comenzó siendo quincenal (los primeros y terceros sábados del mes) y así estuvo hasta 1910. En diciembre de ese año, en el Congreso de la Federación Socialista Catalana, se decidió que fuera semanario (saldría los sábados). Así lo hizo en enero del año siguiente y pasó a ser el “órgano del Partido Socialista Obrero. Federación Catalana”. En algunas ocasiones dejó de publicarse. Así ocurrió durante una semana desde el 14 de octubre de 1911 en solidaridad con los periódicos republicanos y socialistas de Madrid por la suspensión de las garantías constitucionales a raíz de la huelga general de ese año. El número 307 del mes de junio de 1916 el periódico fue denunciado ante las autoridades por un artículo sobre la guerra de Marruecos. El director fue detenido.

En octubre de 1916 pasó a publicar una edición especial para los socialistas que residían en Francia, para atender la demanda de los emigrantes en aquel país. El último número de La Justicia Social apareció el 23 de diciembre de 1916.

La Justicia Social rebasó el ámbito catalán, tanto por los autores que allí escribieron, como por los temas que abordó, muchos de ellos muy importantes y, sobre todo, muy variados. Entre los autores citaremos los siguientes, además del propio Recasens: Josep Comaposada, Núñez Arenas, Luis Araquistáin, Merino Gracia, Fabra Rivas, Tomás Meabe, Leopoldo Alas Argüelles, etc. En relación con los temas podríamos destacar los siguientes artículos: una traducción de “El proletariado industrial” de Kautsky, un trabajo sobre la organización obrera en Cataluña de Comaposada, la crónica del viaje que Pablo Iglesias hizo a Cataluña, un artículo sobre el materialismo económico de Recasens, un artículo sobre la Comuna de Guesde, el análisis sobre la huelga general de Fabra Rivas, trabajos acerca de los congresos de la Internacional en aquella época de tantos e intensos debates, como el de Basilea, varios sobre la posición del socialismo ante la guerra y ante la política del Káiser, sobre la muerte de Jaurès, otro sobre la Monarquía del mismo Fabra, varios sobre el movimiento obrero en Galicia y Asturias, sobre la posición del socialismo en relación con la Conjunción Republicana-socialista de Comaposada, otros de Fabra Rivas sobre el nacionalismo, cuestión que fue muy tratada por varios autores en el periódico, la publicación del “Catecismo socialista” de Guesde, en traducción de Andreu Nin, un trabajo sobre la educación y el socialismo de Núñez Arenas, un artículo titulado “Soledades” de Tomás Meabe, el fundador de las Juventudes Socialistas, otro artículo sobre la religión y el socialismo del socialista belga Vandervelde, sobre la situación de El Socialista, el órgano del PSOE, etc..

Posteriormente, en Barcelona en noviembre de 1923 apareció Justicia Social, como órgano de la Unió Socialista de Catalunya, escisión de la Federación Socialista. Se editó en catalán. Era dirigido por Cristófor Domènec. El periódico duró hasta el año 1926, pero reapareció en julio de 1931 hasta finales de junio de 1936 cuando se fusionó con “Octubre”, órgano del PCC, y pasó a denominarse Justicia Octubre Social, dirigido por Joan Comorera i Soler. El PSOE replicó a la creación de Justicia Social con La Tribuna Socialista, puesta en marcha en agosto de 1931, pero con escaso éxito, ya que en octubre tuvo que cerrar. Fue dirigida por José Vila Cuenca, y Francisco Bravo sería su redactor jefe. Fue una prueba más de los graves problemas que tuvo el PSOE para tener una presencia importante en Barcelona.

Es muy interesante la lectura del texto mecanografiado de Xavier Cuadrat, “Socialismo y Nacionalismo en Cataluña. 1899-1918”, en su parte segunda, y colgado en la red por la Fundació Jaume Bofill, donde se estudia la publicación.

Banner 468 x 60 px