Endavant! 1945 | Hemeroteca

La relación entre el primero de mayo y la Primera Guerra Mundial en España (1915)

Aunque entre las reivindicaciones del primero de mayo desde su inicio se incluía la relativa a la abolición de los ejércitos permanentes, no cabe duda que el estallido de la Primera Guerra Mundial influyó en esta celebración obrera, precisamente porque el enfrentamiento entre naciones había herido profundamente el internacionalismo que la manifestación y los actos conmemorativos habían significado siempre. Por fin, volvía a reflejarse que en el socialismo español se achacaba al imperialismo alemán gran parte de la responsabilidad de lo que estaba ocurriendo en el mundo. En este artículo estudiamos cómo influyó la Gran Guerra en la celebración del primero de mayo de 1915 en el seno del movimiento obrero socialista español.

Manuel Cordero contra la Restauración y el conde de Romanones

El conde de Romanones publicó en el año 1924, en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera, un libro titulado, Las responsabilidades del Antiguo Régimen (1875-1923), en el que defendió la Restauración con todas las reformas introducidas en España. Romanones estudiaba el sistema constitucional finiquitado por la solución autoritaria puesta en marcha a partir del golpe de Miguel Primo de Rivera, lo que le valió intensas críticas por parte de los defensores de la Dictadura en varios folletos y obras, en los que se argumentaba que el progreso del país se había hecho a pesar de la vieja política liberal. Pero estos textos, muy cercanos al poder, además, criticaban todo el edificio del sistema político de la Restauración: desde la existencia de una Monarquía con poderes limitados hasta el establecimiento del sufragio universal, y la existencia de un sistema liberal parlamentario bicameral. La solución para España pasaba por una Monarquía con más poderes, y por un parlamento corporativo, como “las antiguas Cortes”. El libro se publicó en el momento en el que se planteaba un interrogante sobre el futuro de la Dictadura, una vez que parecía agotado el Directorio Militar, y cuando se entabló una discusión en la que…

La reseña socialista al libro de “Las Corporaciones del Trabajo en el Estado Moderno” de Eduardo Aunós (1928)

Como es sabido, la UGT defendió la participación en los comités paritarios de la Organización Corporativa que puso en marcha Eduardo Aunós en la Dictadura de Primo de Rivera, buscando conseguir mejoras concretas para los trabajadores, aprovechando un sistema que permitía la participación sindical de signo socialista en un intento de conciliar patronal y trabajadores. Este hecho no está exento de polémica historiográfica y hasta política en relación con el socialismo español, al ser acusado de colaborar, en cierta medida, con la Dictadura, a pesar de que ni el PSOE ni la UGT desarrollaron una postura favorable hacia la misma, ni quisieron participar, al final, en la Asamblea Nacional Corporativa. Pero conviene señalar que el sistema ideado por Aunós, en realidad, fue más criticado por la patronal, ya que no era partidaria de la intervención del Estado en las cuestiones laborales, y que, además dicha Organización permitiera que los ugetistas estuvieran representados en un plano de igualdad para negociar y hasta reglamentar. Los socialistas criticaron en distintas ocasiones esta postura empresarial desde las páginas de El Socialista.

Pablo Iglesias ante la Conjunción Republicano-Socialista

La creación de la Conjunción Republicano-Socialista ante la primera gran crisis del reinado de Alfonso XIII en 1909 ha sido ya estudiada, existiendo trabajos para acercarse a esta coalición electoral entre las distintas fuerzas republicanas y el PSOE, rompiendo un desencuentro, y no sin dificultades, que se remontaba al mismo momento de la creación del Partido Socialista, que desarrolló durante decenios una estrategia política marcadamente obrerista por claro predominio de las tesis de Pablo Iglesias, aunque no sin cierto debate interno, enfrentándose no sólo al sistema turnista entre conservadores y liberales, sino también a las distintas tendencias republicanas, consideradas como burguesas, e intentando demostrar a los obreros que no eran las opciones políticas adecuadas para sus intereses de clase. Pero las circunstancias de la Semana Trágica y de la política de Antonio Maura trastocaron el mapa político a la izquierda del liberalismo, e inclinaron al PSOE a cambiar de estrategia política.

Indalecio Prieto contra Juan de la Cierva

Indalecio Prieto escribió un artículo en El Socialista, en su número 5.835 en agosto de 1956, con el título de “Una Autobiografía Chismosa”, donde analizaba y reseñaba ácidamente la publicación de las Memorias de Juan de la Cierva y Peñafiel (1864-1938), destacado político conservador y uno de los pilares del sistema caciquil en la época de Alfonso XIII desde Murcia, que convirtió en un verdadero símbolo de este entramado de relaciones sociales y políticas en la España de comienzos del siglo XX. El interés de la crítica del libro del político murciano reside en que Prieto desgrana parte de su conocimiento del personaje y la crisis constitucional que llevó a la Dictadura de Primo de Rivera, y luego al fin de la Monarquía, momentos claves de la Historia contemporánea de España.

La visión de Suecia y su socialismo de Andrés Saborit (1930)

Andrés Saborit viajó en julio de 1930 a Suecia con motivo del V Congreso de la Federación Sindical Internacional, que se celebró en Estocolmo. Saborit solía dejar testimonio de sus viajes por motivos políticos y sindicales, tanto dentro como fuera de España, y muchos de ellos aparecieron en las páginas de El Socialista, una fuente nunca lo suficientemente valorada y empleada. En relación con este viaje concreto publicó una serie titulada “Por tierras escandinavas”. En este trabajo nos interesa su análisis no tanto de la reunión sindical, como de la experiencia política y económico-social sueca en ese momento histórico, cuando ya había gobernado la socialdemocracia, y estaba a punto de regresar al poder con una victoria casi arrolladora en 1932 con Per Albi Hansson, primer ministro en dos gobiernos hasta 1946. El artículo apareció en el número del 10 de julio.

El análisis del laborismo por parte de Fernando de los Ríos en 1929

La victoria laborista en las elecciones de la primavera de 1929 causó una honda repercusión en el socialismo español. El Socialista dedicó una especial atención a las noticias de las elecciones y de dicha victoria, como vino haciendo durante toda la década de los años veinte, muy pendiente de la evolución y creciente influencia del Partido Laborista en el Reino Unido. Durante un tiempo incluyó la reseña de los diputados y diputadas laboristas en los Comunes, y se incluyeron crónicas y artículos de opinión sobre este hecho. Este es el contexto en el que debemos entender el interés de Fernando de los Ríos por el laborismo, y que se plasmó en un artículo que publicó primero El Sol, y luego reprodujo El Socialista en su número del 25 de junio de ese año.

Mujer y socialismo en Bélgica entre el siglo XIX y el XX

El Socialista dedicó mucha atención a la situación de las mujeres socialistas dentro, pero, sobre todo, fuera de España en la década de los años veinte, un período que consideramos fundamental en la Historia del feminismo socialista, como hemos explicado en diversas ocasiones. En sus páginas se incluyeron estudios sobre el desarrollo organizativo de la mujer socialista en distintos lugares de Europa y acerca de sus conquistas. Se trata de un material no conocido que aporta información para ahondar en el conocimiento de la Historia de la emancipación de la mujer.
Banner 468 x 60 px