Endavant! 1945 | Hemeroteca

Manuel Vilas y Javier Cercas, unidos en sus obras por el valor y la virtud

Los escritores Javier Cercas (i) y Manuel Vilas (d), ganador y finalista, respectivamente, del premio Planeta 2019, posan este martes en Santiago de Compostela durante una entrevista con la Agencia EFE. EFE/ Xoán Rey Los escritores Javier Cercas (i) y Manuel Vilas (d), ganador y finalista, respectivamente, del premio Planeta 2019, posan este martes en Santiago de Compostela durante una entrevista con la Agencia EFE. EFE/ Xoán Rey

La pareja formada por Javier Cercas y Manuel Vilas, ganador y finalista respectivamente del Premio Planeta 2019, ha descubierto una nueva conexión con los protagonistas de sus novelas: la valentía, el valor y, en definitiva, la virtud.

"Igual nos damos cuenta que hemos escrito la misma novela", bromea Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962) en una entrevista de ambos autores con Efe, en la que asegura que dándole vueltas a su última obra "Terra Alta" y a la de su colega, "Alegría", ha descubierto una conexión "muy bonita" que tiene que ver con la valentía de los protagonistas de ambas.

"El libro de Manuel (Vilas) habla de la alegría entendida como adhesión a la realidad, a lo que tenemos, al milagro de que estemos vivos", afirma Cercas, que considera que esa alegría es "conquistada", porque el narrador "está en un combate contra el mal" y por lo tanto es una alegría como "proyecto", que busca en el "conflicto".

Según Vilas (Barbastro, Huesca, 1952), el protagonista de su obra tiene "la lucidez de pensar que tiene que ir hacia la alegría", pero sin embargo, se encuentra "en un pozo". De ahí la valentía. "Es un rasgo que también veo en Melchor Marín, un hombre que tiene el mandato de seguir hacia delante.

Se construye como policía como un mandato de valentía", afirma el escritor oscense, en referencia al protagonista de "Terra Alta" y considera que los personajes de las dos novelas son "dos síes a la vida".

La novela de Vilas, una suerte de continuación de "Ordesa", es un libro sobre la búsqueda de sentimientos puros, sobre la familia, sobre los afectos y contra la desesperanza; la de Cercas, una obra de género policíaco ambientada en la Cataluña del procés, en la que un mosso d'esquadra, Melchor Marín, el que precisamente abatió en Cambrils en 2017 a cuatro terroristas yihadistas, tendrá que resolver un crimen. "Yo creo que Melchor Marín es un tipo distinto.

El personaje de 'Alegría' se parece a nosotros. Somos escritores frágiles, gente que no ha tenido grandes conflictos en la vida", asegura Cercas. Para el escritor, el protagonista de su novela es "valiente por definición", un hombre "frío" y de "coraje natural", como los personajes de John Wayne. Un hombre que cuando se encuentra con los terroristas no duda en apretar el gatillo y abatirlos.

"La experiencia vital que narra "Alegría" está en el ámbito de un hombre que medita y reflexiona y la figura de Melchor Marín es de un gran naturalismo, es un hombre que procede de otra experiencia de la vida.

Es un hijo directo de la vida", replica Vilas. Y en eso, Cercas ve épica, ve a un héroe que actúa "por instinto" y que tiene la virtud de "acertar". Como ocurre en el western y como ocurre en el cine de Clint Eastwood.

"La mayoría de los policías no aprietan el gatillo en su vida. Lo que le ocurre a este chaval es algo que ocurre una vez en la vida y que le ocurre a un policía entre dos millones", afirma Cercas, que encuentra en todas sus novelas, especialmente en 'Soldados de Salamina' y 'Anatomía de un instante' un intento de recuperación de la épica y una reflexión sobre "el heroísmo".

Su colega, Vilas, no duda en comentar el libro de Cercas y constata ese valor épico, en relación con películas de Clint Eastwood como "Gran Torino" o "El francotirador", donde los personajes "toman decisiones en un minuto que mucha gente no sabría tomar en cuarenta años". "Es en el instinto donde se acierta.

Porque se acaba matando el mal. Nosotros estamos siempre matizando entre el bien y el mal pero de repente llega alguien que sabe distinguirlo con una claridad tremenda", añade Vilas. Cercas considera que su novela "Soldados de Salamina" también habla de eso, aunque en ese caso la decisión del personaje era "no matar", mientras en "Terra Alta", la decisión correcta era hacerlo.

Ahora bien, lo que Cercas tiene claro es que "ambos son héroes". "En el siglo XX la épica siempre se refugió en el western" afirma Cercas aludiendo a Borges. Para él la épica también está en "Anatomía de un instante" y en la decisión de Adolfo Suárez, Santiago Carrillo y Gutiérrez Mellado de no tirarse al suelo y esconderse en el golpe de Estado fallido de Tejero el 23-F.

Cercas se pregunta "por qué carajo esos tres tíos se quedaron ahí" y encuentra su respuesta en Descartes y en la frase "El valor es la virtud que cohesiona las demás virtudes", que aplica a sus personajes.

"Hay gente que tiene un instinto de la virtud y hay gente que no la tenemos", asegura Cercas, mientras que su colega vuelve a Eastwood: "Es una de las maravillas de su cine, los actos de valor individual, situar el plano de la responsabilidad en el individuo. Eso es 'Sully' y eso es 'Terra Alta'".

"La virtud es secreta o no es virtud. Cuando la virtud se hace pública, deja de ser virtud", explica Cercas, que considera que cuando se vuelve pública se convierte en "espectáculo y política" y asegura que sus personajes tienen esa virtud "secreta".

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px