Endavant! 1945 | Hemeroteca

Las distintas caras de la verdad, eje de la última novela de Marian Izaguirre

  • Per Carmen Sigüenza
  • Publicat a Cultura
La escritora vasca Marian Izaguirre EFE/Angel Díaz/ Archivo 	La escritora vasca Marian Izaguirre EFE/Angel Díaz/ Archivo

La escritora vasca Marian Izaguirre lleva años publicando; su primer libro "La vida elíptica" (1991) ya ganó el premio Sesamo y desde entonces persigue meter el bisturí en el alma humana, como en su última novela, "Después de muchos inviernos", que recorre la España en blanco y negro desde los 60 hasta los 80.

Todo un friso social donde Izaguirre (Bilbao, 1951) sitúa a sus personajes para mostrar "las diferentes caras de la verdad, los motivos que tiene cada uno de ellos para sentirse culpable y, al mismo tiempo, para confesarse inocente", como explica la autora en una entrevista con Efe.

"Son las dos versiones de una pareja (Henar y Martín) en un estructura donde los dos nos van contando su historia, en algunos casos coinciden, en otros disienten", subraya Izaguirre, quien ha escrito una novela muy visual, muy cinematográfica, con Madrid, Hollywood o Grecia, como protagonistas

Un Madrid donde confluyen los personajes de la ciudad más castiza con sus corralas y fuentecillas por la Latina, con el Madrid nocturno del los 60, donde las estrellas de Hollywood convivían con los mejores situados en el franquismo, con cantantes folclóricas o toreros.

"Gente poderosa económicamente -explica Izaguirre-, en medio de los primeros deseos de modernidad que empezaban a asomar en la sociedad, como las primeras vanguardias arquitectónicas", y con ellas el edificio "Torres Blancas", en Madrid, del arquitecto Francisco Sáenz de Oiza, muy presente en la novela.

"En esta novela quería recuperar ese mundo, esa época que siempre me ha gustado, quizá porque en los 60 era una niña, pero en los 70, ya era una jovencita y fui muy feliz. Cada uno quiere recuperar la época donde ha sido más feliz", recalca la autora de títulos como "Para toda la vida", "La vida cuando era nuestra" o "Los pasos que nos separan", entre otros.

Una época de contrastes donde el machismo y el sometimiento al marido, padre o hermano o tutor impera y queda plasmado en la novela, que también muestra este proceso de evolución en los derechos y libertes de las mujeres.

"Era una época de mujeres valientes, como la protagonista, Henar, una mujer libre en un momento donde era muy difícil ser lo que en un momento determinado toma las riendas de su vida, y se va a los Ángeles para hacer el vestuario de una superproducción".

"Después de muchos inviernos" comienza con un crimen, pero el libro está muy lejos de ser una novela negra. Este suceso con una escena muy cinematográfica es la excusa para que la autora ponga lupa sobre los rincones del alma y sus grisallas.

Aquí no hay certezas, no hay blancos ni negros. Todos asumen una imposibilidad para hacerse cargo de la vida deseada. Izaguirre pone una mirada sobre la culpa y sobre dos seres que se quieren pero no pueden estar juntos, no se dicen la verdad, en medio de una historia coral.

La novela se abre con toda una declaración de intenciones con citas de Erich Fromm, Natalia Ginzburg, y de Ursala K. Leguin, quien habla sobre lo difícil que es saber cómo se destapa la botellla de algunos pensamientos y sentimientos que se avinagran y se quedan dentro.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px