Endavant! 1945 | Hemeroteca

La pianista Cristina Lucio-Villegas pide una educación musical de calidad desde la infancia

  • Per Javier Monteagudo Romero
  • Publicat a Cultura
La pianista y directora de orquesta española Cristina Lucio-Villegas echa la vista atrás en su trayectoria antes del recital que ofrece hoy en Bruselas y, en una entrevista con Efe, se muestra partidaria de que España fomente una educación musical de calidad desde la primera infancia. EFE La pianista y directora de orquesta española Cristina Lucio-Villegas echa la vista atrás en su trayectoria antes del recital que ofrece hoy en Bruselas y, en una entrevista con Efe, se muestra partidaria de que España fomente una educación musical de calidad desde la primera infancia. EFE

La pianista y directora de orquesta española Cristina Lucio-Villegas echa la vista atrás en su trayectoria antes del recital que ofrece hoy en Bruselas y, en una entrevista con Efe, se muestra partidaria de que España fomente una educación musical de calidad desde la primera infancia.

La música sevillana consideró que el Gobierno debe impulsar la educación musical incluyendo su enseñanza "desde la etapa infantil del sistema de educación general", ya que "forma en valores, en sensibilidad artística, todo eso que hace que el ser humano sea precisamente eso, humano".

La pianista recuerda el interés que siempre mostró por la música desde la infancia en su Sevilla natal, un interés en el que destacó el papel de sus padres, que "fueron muy receptivos y supieron encauzarlo".

No fue hasta la adolescencia cuando supo que podía ganarse la vida con la música "gracias a la visión y la influencia que me imprimieron mis profesores".

Lucio-Villegas afirmó que la educación musical en España "está bastante bien estructurada y está a buen nivel en general" aunque remarcó "la necesidad de llegar a un equilibrio entre la rigidez que puede aportar el sistema del conservatorio y las virtudes que posee el sistema educativo reglado de primaria y secundaria".

"La ventaja de esto es que hay una red de conservatorios magnífica con estupendos profesionales, la desventaja que a veces esa propia red de conservatorios se vuelve un poco encorsetada", apuntó Lucio-Villegas.

A su juicio, la red española de conservatorios "tiene que abrirse más al público que tiene cerca, promover conciertos abiertos para los vecinos, conseguir que el conservatorio sea un foco de actividad musical al que puedan aproximarse todas las personas del entorno, lo cual refuerza la afición a la música".

Lucio-Villegas ha desarrollado sus estudios en Sevilla, en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid con la catedrática Ana Guijarro, en la Academia Sibelius de Helsinki con la catedrática T. Hakkila y en la Chapelle Musicale Reine Elisabeth de Bélgica, con A. R. El Bacha y D. Bashkirov, centros que, según aseguró, la han marcado "de forma distinta".

"En Sevilla fue mi primera etapa, donde formé mis bases, luego Madrid y Helsinki me influyeron más profundamente debido a que ya tenía una base previa, y por último en Bruselas fue una etapa de perfeccionamiento", argumentó Lucio-Villegas rememorando su experiencia académica.

Desde que empezó su carrera musical hace casi dos décadas, la pianista observa cambios en el modo en que la música clásica llega a la gente, y afirmó que "cada vez se está acercando más al público, no está tan encerrada en las salas típicas de conciertos, sino que busca espacios más evocadores, en un museo, al aire libre, en festivales, en pequeñas salas más alternativas".

Desde su faceta como profesora del Conservatorio de la Comunidad de Madrid, Lucio-Villegas está en contacto continuo con jóvenes, algo que le ha permitido acercarse al modo en que este público se acerca a la música clásica, y destacó la importancia de las redes sociales y las aplicaciones móviles para acceder a la música.

"Antes escuchabas una melodía que te gustaba en un anuncio de la tele o en la radio y no tenías modo de reconocer cuál era, ahora pones una aplicación de reconocimiento de sonido y sabes qué pieza es exactamente, esto ha supuesto un cambio radical en el modo en que los jóvenes se acercan a la música clásica en los últimos años", destacó.

Con una vida dedicada a la música, Lucio-Villegas encuentra en el silencio su modo de desconexión más efectivo, se iría de gira con Krystian Zimerman, uno de sus ídolos, y destaca el Cuarteto Quiroga como una de las agrupaciones surgidas recientemente que más la han impactado.

En cuanto los retos y sueños que aún le quedan por cumplir, la pianista afirma que le gustaría dirigir "muchas más orquestas", y a nivel solista le encantaría "tocar en la sala Pleyel de París o repetir en algunos auditorios en los que ya he dado conciertos, como el de Zaragoza".

El recital de Cristina Lucio-Villegas tendrá lugar en la sede de ASBL Open Earth, una fundación sin ánimo de lucro que se dedica a potenciar el desarrollo sostenible a través del arte, y comprenderá obras compuestas en la primera mitad del siglo XX.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px